Descubre los tipos de arañas caseras en España: guía completa con imágenes, características y cómo deshacerte de ellas

1. Araña doméstica (Achaearanea tepidariorum)

La araña doméstica, científicamente conocida como Achaearanea tepidariorum, es una especie comúnmente encontrada en hogares en todo el mundo. Pertenece a la familia Theridiidae, también conocida como arañas de tela en embudo, debido a la forma en que construyen sus telas. Esta especie se caracteriza por su tamaño pequeño, con cuerpos que miden alrededor de 5-9 mm y patas largas y delgadas.

Una de las características distintivas de la araña doméstica es su comportamiento de permanecer en su telaraña en embudo durante la mayor parte del tiempo. Estas telas son construidas en lugares protegidos, como esquinas de paredes, detrás de muebles o en el ático. La araña doméstica se alimenta principalmente de pequeños insectos, como mosquitos, moscas y polillas, que quedan atrapados en su telaraña.

Características principales de la araña doméstica:

  • Tamaño pequeño, con cuerpos que miden alrededor de 5-9 mm
  • Patas largas y delgadas
  • Telas en embudo construidas en lugares protegidos
  • Se alimenta principalmente de pequeños insectos

La mordedura de la araña doméstica es generalmente inofensiva para los humanos. Sin embargo, puede causar enrojecimiento, hinchazón y picazón en la zona afectada. Es importante evitar rascar la mordedura para prevenir cualquier infección. La araña doméstica es una especie tímida y prefiere huir en lugar de morder cuando se siente amenazada. Se recomienda buscar atención médica si se experimentan síntomas severos después de una mordedura de araña.

2. Araña lobo (Lycosa tarantula)

La araña lobo (Lycosa tarantula) es una especie fascinante que pertenece a la familia de los arácnidos. Conocida por su apariencia intimidante y su comportamiento depredador, esta araña es una experta cazadora. Su nombre común se debe a su hábito de cazar activamente como un lobo, persiguiendo a sus presas en lugar de esperarlas en una tela.

Esta araña se encuentra principalmente en Europa, especialmente en regiones como el sur de Francia, España y Portugal. Sus hábitats incluyen áreas abiertas como campos, prados y dunas de arena. Aunque también puede habitar en bosques, siempre buscará áreas donde pueda moverse fácilmente y cazar.

La araña lobo tiene un cuerpo robusto y peludo, lo que le da un aspecto imponente. Puede alcanzar un tamaño de hasta 3 cm de largo, siendo las hembras generalmente más grandes que los machos. Sus ocho patas largas y fuertes son una de sus características distintivas, que le permiten correr rápidamente para atrapar a sus presas.

En cuanto a su dieta, estas arañas son carnívoras y se alimentan principalmente de insectos. Utilizan sus potentes quelíceros para inmovilizar a sus presas, y luego las envuelven en seda para ingerirlas más tarde. Aunque su nombre puede sugerir lo contrario, la araña lobo no representa una amenaza significativa para los seres humanos y rara vez muerde, a menos que se sienta amenazada.

3. Araña cebra (Salticus scenicus)

La araña cebra (Salticus scenicus) es una especie de araña saltarina común en Europa. Su nombre se debe a sus características rayas negras y blancas en el cuerpo, que se asemejan al patrón de una cebra. Estas rayas le proporcionan camuflaje y le permiten mezclarse con su entorno.

Esta araña tiene una apariencia distintiva, con patas largas y ojos grandes y saltones. Es conocida por su habilidad para saltar largas distancias para atrapar a sus presas, que en su mayoría son pequeños insectos voladores. Su visión aguda y su capacidad para calcular con precisión sus saltos le permiten cazar de manera efectiva.

La araña cebra es una araña solitaria y territorial. Crea su hogar en rincones y grietas protegidas, donde teje telas pequeñas y poco visibles. También utiliza la seda para construir hilos de seguridad mientras salta de un lugar a otro.

Si te encuentras con una araña cebra, no te preocupes. Aunque pueden parecer aterradoras, son inofensivas para los humanos y no representan ningún peligro. Son una parte importante del ecosistema, ya que ayudan a mantener bajo control las poblaciones de insectos. Así que la próxima vez que veas una araña cebra, tómalo como una señal de un equilibrio natural.

4. Araña reclusa parda (Loxosceles rufescens)

La araña reclusa parda (Loxosceles rufescens) es una especie de araña venenosa que se encuentra en diversas regiones del mundo. Como su nombre lo indica, estas arañas se caracterizan por su color marrón oscuro y su tamaño relativamente pequeño.

Aunque su aspecto puede no ser impresionante, las arañas reclusas pardas son conocidas por su mordida, que puede ser peligrosa para los seres humanos. Su veneno contiene una neurotoxina que puede provocar daños en los tejidos y, en casos graves, causar necrosis. Es importante tener en cuenta que las reacciones a la mordida de esta araña pueden variar de una persona a otra, y algunos individuos pueden ser más sensibles al veneno que otros.

Estas arañas suelen habitar en espacios oscuros y poco disturbados, como sótanos, áticos y garajes. También son conocidas por esconderse en rincones y grietas, lo que dificulta su detección. Es importante tener precaución al manipular objetos o ropa que hayan estado almacenados en espacios oscuros y poco frecuentados, ya que esto puede aumentar la probabilidad de encontrarse con una araña reclusa parda.

En resumen, la araña reclusa parda es una especie venenosa que puede encontrarse en diversas áreas. Su mordida puede ser peligrosa para los seres humanos, causando daños en los tejidos. Debido a su hábito de esconderse en espacios oscuros, es importante tener precaución al manipular objetos almacenados en áreas poco frecuentadas. Siempre es recomendable buscar asistencia médica inmediata si se sospecha de una mordida de araña reclusa parda.

5. Araña de los rincones (Steatoda paykulliana)

La Steatoda paykulliana, más conocida como la araña de los rincones, es una especie de araña pequeña que pertenece a la familia Theridiidae. Aunque su apariencia puede resultar intimidante para muchas personas, esta araña es inofensiva para los seres humanos y no representa un peligro. Su nombre se debe a que tiende a tejer sus telas en rincones oscuros y protegidos de las estructuras.

Esta araña es originaria de Europa y se ha extendido a muchas partes del mundo debido a la actividad humana. Puede encontrarse en interiores y exteriores, en lugares como sótanos, garajes, cobertizos y jardines. A diferencia de otras especies de arañas, la Steatoda paykulliana prefiere huir antes que enfrentarse a un posible peligro. Si se siente amenazada, se enrollará en una posición defensiva o intentará escapar a través de su tela.

La alimentación de la araña de los rincones se basa principalmente en insectos y otros artrópodos. Utiliza su tela para atrapar presas y luego las envuelve en seda para consumirlas. A pesar de su tamaño pequeño, esta araña es bastante hábil cazando y se alimenta regularmente. Su presencia puede incluso ser beneficiosa en entornos domésticos, ya que ayudan a controlar las poblaciones de insectos.

Como parte de la familia Theridiidae, la Steatoda paykulliana se asemeja a otras arañas conocidas como las viudas negras, pero carece de su peligroso veneno. Aunque pueden parecer similares a simple vista, es importante saber distinguirlas para evitar confusiones. La araña de los rincones tiene un cuerpo redondeado de color oscuro con manchas o rayas claras en su abdomen. Conocer las características distintivas de esta especie puede ayudar a reducir el miedo y la percepción negativa asociada con las arañas en general.

Deja un comentario